Dar masaje a tus pies


Malas posturas, horas de pie en el trabajo, un calzado poco adecuada … Al llegar a casa un automasaje en las extremidades inferiores te sabrá a gloria. Para eso, sólo necesitas descalzarte.

Siéntate y apoya un pie sobre la pierna opuesta. Pon una mano por encima del pie y la otra por debajo y masajéate suavemente de los dedos a los tobillos, ida y vuelta. Repite cuantas veces quieras.

Apoya la planta del pie sobre una mano y con la otra aprieta y estira cada dedo.

• Con el dedo pulgar, presiona con movimientos circulares en el arco del pie y a lo largo de toda la planta.

Sostén el pie con una mano y cierra la otra de modo tal que con los nudillos Juedas hacer pequeños movimientos :irculares en toda la planta del pie.

• En la misma posición, golpea la planta Jel pie con movimientos ligeros y rápidos.

Masajéate el tobillo con la punta de los dedos en dirección ascendente hacia a pierna y luego desciende suavemente.

Vuelve a masajearte el pie como hiciste al principio … y después repite los nismos movimientos con el otro.

No Responses

Add a Comment