Delineador de labios, ¡sácale partido!


Si quieres presumir de labios, el delineador -o lip liner- puede convertirse en un buen aliado, que te echará una mano a la hora de definir su forma. Pero, ¿sabes sacarle partido? Estos trucos te vendrán de lujo. Toma nota.

Cómo aplicarlo.
Perfila el labio partiendo de las comisuras hacia arriba y hacia abajo. A continuación, difumina con la ayuda de un pincel.

Cómo elegirlo
Busca un perfilador con el tono más parecido al color de labios que vayas a utilizar.

Y además…
Si al trazar la línea con el perfilador no se desliza suavemente, caliéntalo con la mano para que se ablande un poco.

La clave del éxito… radica en usar un perfilador de mina suave (para un trazo continuo). Para conseguir una línea fluida, nada como dibujar puntitos a lo largo del contorno de los labios y luego unirlos mediante pequeños trazos, hasta completar el dibujo de la boca.

Si quieres un resultado natural… Utiliza el perfilador del tono más parecido al rojo de labios que vayas a utilizar y perfila el labio siguiendo la forma natural del mismo.

¿Quieres más volumen? El truco está en perfilar el labio con un tono más oscuro -sólo en este caso- que el labial por la parte externa de la línea natural y a continuación aplicar un brillo de labios. Si son muy finos, rellénalos con colores claros, brillantes y nacarados (en este caso conviene evitar los tonos oscuros y mates).

‘Tengo los labios muy gruesos’… Perfila los labios justo por la parte interna de la línea natural para reducir el volumen. Rellénalos con colores oscuros y mates (rojos, burdeos y marrones).

Y además… Para prolongar la duración del color puedes rellenar toda la boca de color con el delineador, y aplicar la barra de labios por encima.

Add a Comment