Descansa tus piernas


PIERNAS ARRIBA

Evita que se te inflamen los pies. Tiende un mat en el piso, recuéstate y sube tus piernas a una silla hasta crear un ángulo de 45 grados. Permanece así por 5 minutos. Ahora, pégate a la pared y forma un ángulo de 90 grados, quédate así otros 5 minutos. Tiéndete en tu cama y coloca los talones sobre una almohadilla, sacude las piernas un par de minutos y déjalas descansar.

Add a Comment