¡Di no a las grasas malas!


No importa tanto el número de calorías que tengan los alimentos que ingieras sino la composición de los mismos.

Trata de reducir tus ingesta de grasa.

En ocasiones no es tan importante el número de calorías sino la composición de los alimentos. Aunque comas alimentos con la misma cantidad de calorías, decídete siempre por aquellos los alimentos ricos en carbohidratos y bajos en grasa como vegetales, frutas o pan integral y también, alimentos ricos en proteínas como carnes, pescados, huevos…

¿Por qué? Estos alimentos, ricos en carbohidratos y proteínas, provocan más gasto energético que los alimentos ricos en grasa, aunque tengan las mismas calorías.

Y tú… ¿Qué sueles comer para romper el ayuno de media mañana o de media tarde?

Add a Comment