Dile adiós a las callosidades y asperezas de tus pies


pies

Después del frío que hemos sufrido en esta época, muchas de ustedes traerán sus piecitos algo descuidados, ¿cierto? Bueno, pues para aquellas que quieran limar asperezas de sus pies. Tomen nota…

Esas asperezas que pueden aparecer en tus pies, especialmente en los talones, no tienen otra función más que la de proteger tu piel de una fricción constante, pero a pesar de la “buena intención”, la verdad es que lucen horrible en tus pies, así que pon atención para que sepas cómo devolverle la suavidad y tersura a tus pies.

A diario

Empieza por trabajar en el asunto desde la regadera; durante tu baño diario usa una piedra pómez y talla las zonas donde hay callosidades y asperezas, nada más no te emociones y lo hagas con saña, debe ser suave, pero constante, de ahí que lo ideal es que lo hagas poco, pero diario. El baño es el momento ideal para hacerlo, ya que los callos están remojados y suaves. Después, no olvides aplicar crema humectante e hidratante, esto contribuirá a suavizar las asperezas y a evitar que se formen más.
Una vez a la quincena

Como ritual quincenal, sumerge tus pies en una tina con agua calientita (lo más que la puedas soportar pero sin que te queme). En la misma tina agrega media taza de sal de grano y media taza de vinagre blanco. Deja tus pies en remojo por unos 10 minutos, y después frota suavemente las asperezas con la piedra pómez.

Remedios naturales

Aplica un remedio o mascarilla natural a tus pies. A continuación te sugerimos dos buenas opciones:

  • Papaya: Machaca un poco de pulpa de papaya, toma un poco con un algodón y aplícalo sobre la dureza. Fija el algodón sobre el callo con micropore o tela adhesiva y déjalo actuar toda la noche. Haz esto todas las noches hasta que la callosidad desaparezca.
  • Cebolla: Parte una cebolla a la mitad, ponla a marinar dos horas con limón y sal de grano y después talla con ésta tus talones, quedarán libres de asperezas. Aplica este remedio una vez a la semana.

Lo que NO debes hacer

Está bien que quieras deshacerte de esas odiosas asperezas, pero tallarte a lo loco o tratar de eliminarlas de un jalón o con herramientas agresivas, sólo pueden lastimar tu piel o incluso provocarte un problema más serio, como una infección, por ejemplo. Por ello, debes ser prudente, ten en cuenta que la eliminación de callos y asperezas es un proceso largo que lleva por lo menos unas cinco o seis semanas, así que ten paciencia.

2 Comments

Add a Comment