Dormir regenera tu piel


dormir-bien.jpg

Durante el descanso, las células, los órganos y la mente se recuperan de la agotadora jornada diaria e incluso de los problemas, que se pueden dejar de lado para retomarlos al día siguiente. En las horas de sueño, nuestra exposición a las agresiones del medio ambiente disminuye hasta casi llegar a cero; el rostro, a menos que se tenga un sueño intranquilo, deja de gesticular y, por lo tanto, de marcarse con las molestas arrugas y líneas de expresión.

La calidad del sueño es básica para la permanencia de la juventud de la epidermis, ya que el estrés en las mujeres provocado por la falta de sueño disminuye su acción de barrera protectora. Un sueño al que se le puede considerar reparador es aquel que aporta beneficios a las condiciones saludables de la piel, como es la regeneración intensa de las células epidérmicas, el incremento de la circulación sanguínea y una alta penetración de los activos cosméticos por la noche. Por el contrario, un sueño de mala calidad favorece arrugas, la aparición de ojeras, deshidratación y un cutis gris y apagado.

El sueño bueno o malo está directamente relacionado con la actividad de la melatonina, la hormona del sueño, que se produce sólo en la noche, cuando no hay luz, alrededor de las 22 horas, con una secreción máxima a las 2 de la madrugada y disminuyendo hacia las 8 de la mañana, según el artículo The Biological Clock – Mechanics of Aging, publicado en el SOFW Journal.

La importancia de esta hormona es que regula el reloj biológico y cutáneo. Sin embargo, esto no es tan fácil, ya que hay que mencionar que la edad frena la actividad nocturna de nuestras células y la melatonina está directamente relacionada con ellas y, por lo tanto, con la longevidad. Su secreción se va perdiendo con el paso del tiempo hasta en un 90% al llegar a los 70 años.

TIPOS DE SUEÑO

El dormir reparador es alternado: periodos lentos y profundos; y rápidos, que es cuando se sueña, sin despertares intempestivos y por un tiempo corrido de 6 a 8 horas, lo que crea un descanso de buena calidad.

El dormir fragmentado es: sueño de ciclos perturbados en tiempos lentos y cortos, con despertares nocturnos constantes o insomnio. En éste, aunque dure varias horas, la calidad del descanso es baja.

¿ CÓMO SE APLICA ESTA INVESTIGACIÓN?

dormir-bien-arrugas.jpg Helena Rubinstein, al asociarse con el International Longevity Center-France, ha estudiado los efectos del sueño sobre la piel y ha constatado que la calidad de éste en la longevidad de la piel y su belleza influye más que la cantidad de horas que se duerme.

Esta calidad se rige por la secreción de la melatonina, a la que también se le ha llamado sincronizador biológico. La respuesta de la marca ha sido la creación de Prodigy Night Tisular, una crema de noche formulada para devolverle a la piel los beneficios de juventud de un sueño reparador de alta calidad.

La crema tiene un complejo de vanguardia, Nocta Seve, que se centra en los mecanismos nocturnos del envejecimiento cutáneo. Su fuerza está en la energía de la microalga Chron’algae, que al igual que la melatonina sólo actúa por la noche; logra despertar a las células y reactivar su metabolismo.

Por la noche, la piel se recupera de los daños sufridos en el día, se generan nuevas células jóvenes, perfectas, y se corrigen las alteraciones celulares y del ADN.

Durante las 24 horas de cada jornada, el reloj biológico regula las funciones de las células cutáneas en función del ritmo día/noche:

En el día, la energía se concentra en los sistemas de defensa.

Por la noche, esta energía se moviliza para lograr la regeneración y la reparación celular, activando sus funciones y sus sistemas de producción de elementos vitales para su juventud.

Cerca de las 3 de la madrugada la síntesis de fibras de colágeno alcanza su punto máximo, se activa la micro-circulación en los vasos y capilares sanguíneos, y se refuerza el drenaje de agua, permitiendo una eliminación más eficaz de las toxinas, una mejor permeabilidad de las células, lo que facilita sus intercambios.

EL CUIDADO DE MANOS Y PIES

El mejor momento para que las manos y los pies reciban un tratamiento nutritivo, hidratante y suavizante. Lo ideal es aplicar una crema para estos fines y cubrir los pies con unos calcetines de algodón, para ayudar a hidratar mejor la piel. y en las manos lo mejor es aplicar una crema con características hidratantes , suavizantes, pero también despigmentantes.

Con el paso de los años, por la noche el sistema natural de auto-reparación no responde igual que en los tiempos mozos, las células se reparan con menos eficacia y más lentamente. El proceso de envejecimiento natural de las células ya no encuentra compensación.

Con el envejecimiento se hace lenta la capacidad de renovación, las células ya no se reemplazan como antes. Las alteraciones del ADN se instalan con mayor facilidad, lo que aunado a la fatiga y a la falta de sueño, da como resultado que la piel se desequilibre y no puede cumplir sus funciones nocturnas.

Add a Comment