Ejercicio para embarazadas: Natación.


natracionembarazo.jpg

Cuando pasas por el proceso de embarazo no debes descuidar tu cuerpo, hacer ejercicio durante el embarazo te ayuda a cuidar tu salud, reducir la fatiga, combatir la depresión y mantener la figura, que todo esto te ayudara a que tengas una pronta recuperación post parto

Tu puedes realizar ejercicio durante el embarazo, siempre y cuando no haya amenaza de aborto. Si la mujer hace ejercicio en los primeros meses esto ayudara a evitar el sobrepeso.

El agua es el medio ideal para la mujer, ya que brinda libertad de movimiento, de modo que la futura mamá puede adoptar posturas y realizar movimientos que en tierra firme le resultarían trabajosos.

  • Se recomienda desde los tres meses de embarazo.
  • Ayuda a eliminar los excesos de agua y prepara el sistema muscular, proporcionando un bienestar físico y mental.
  • Fortalece los músculos y articulaciones
  • Previene lesiones que podrían producirse fuera del agua.
  • Controla las emociones y mejora el estado de ánimo, relaja la mente, disminuye los niveles de estrés y la tensión nerviosa.
  • Mejora la circulación sanguínea, previene várices y reduce la hinchazón de los tobillos.

Al practicar natación durante el embarazo, adquirirás mayor condición a la hora del parto y reducirás el dolor durante el alumbramiento debido a que los músculos han sido trabajados.

Debido a que los movimientos son bajo el agua, la columna y las articulaciones se destensan. Además, la presión del agua reduce el riesgo de lesiones tanto en la madre como en el bebé por traumatismos o movimientos bruscos, ya que impide sobrepasar los límites.

Antes de empezar a practicar la natación durante el embarazo debes realizarte un estudio médico para saber si el embarazo es normal o tiene cierto riesgo. De esta forma el instructor sabrá qué tipo de ejercicios ponerte.

Consejos que debes seguir:

  • Usa un traje de baño cómodo que no lastime tu vientre
  • Realizar actividades con lentitud del movimiento
  • Trabaja en un plan aeróbico de baja intensidad
  • Después de 8 meses no se aconseja esta actividad
  • Evita clavados, movimientos bruscos o cambios rápidos de dirección
  • La frecuencia cardiaca no debe exceder los 140 p/m
  • Ten un buen programa alimenticio

2 Comments

Add a Comment