Ejercicios para glúteos


gluteos

En las escaleras

Para empezar, evita los ascensores y utiliza las escaleras como recurso fácil para trabajar la zona. Si quieres, puedes subir la escaleras alternando un escalón y luego dos, alternando la piernas que suben los dos escalones. De esta manera, proporcionarás una tensión constante a la piernas durante todo día, en vez de ‘machacarlas’ al principio. Para los glúteos, la primera solución es similar. Trata de caminar con las nalgas en tensión siempre que puedas. La explicación de estas soluciones, aparentemente muy simples, es que las piernas y glúteos son músculos muy grandes y muy fuertes. No podemos forzarlos con mucho trabajo de golpe, pero si podemos hacer que trabajen más en contínuo.

Un ejercicio para hacer en casa

De pie, agarrada a un poste, marco de puerta o similar, levanta la rodilla dejando la tibia perpendicular al suelo, hasta un poquito más arriba de la cintura. Desde ese punto estira lo que puedas la pierna. Baja la pierna despacio, a la vez que la estiras, y sin tocar el suelo inicia un movimiento pendular hacia atrás. Este movimiento debe ser lento y llegar hasta donde nos deje el glúteo -que apretaremos con fuerza-. Además del movimiento hacia atrás, realiza el mismo movimiento pero con un ángulo de 45 grados para aislar más aún la zona.

Reafirma tu trasero en el parque

En la posición ‘del gato’, sube la pierna hacia el techo con un ligero giro de cintura. Cuando menos bajemos la pierna mejor será el ejercicio. Importante: el cuello siempre recto y la cabeza mirando al frente.

Add a Comment