El arte de delinear.



Hay varios productos que pueden hacer maravillas en los ojos, y uno de ellos es el delineador. Ese simple lápiz puede lograr que cambien totalmente los rasgos de la cara al aplicarse correctamente sobre los ojos y las cejas.

El delineador sirve para enmarcar y resultar los ojos. Los lápices son muy faciles de manejar y no necesitas ser una profesional para utilizarlos, siempre y cuando sigas los siguientes consejos:

  • Si te sale la raya chueca, simplemente corrige el error con un aplicador que tenga punta de esponja, difumina el trazo y dale la forma deseada.
  • El delineador líquido es perfecto para añadir al instante glamour a tus ojos pero pude ser un poco difícil de aplicar. Para facilitarte la tarea, coloca un espejo horizontalmente sobre una mesa y con el codo apoyado, mira el espejo y traza la línea muy despacio sin parpadear. Al principio la mano te temblará pero con el tiempo lo dominarás.
  • Una forma de lograr que tu delineador dure más tiempo es untar en el párpado un poco de sobra en un color lo as parecido posible al del lápiz y esparcir sobre el trazo.
  • Para evitar que la punta del lápiz se rompa mientras lo utilizas, mójala con agua fría. De esta manera se endurecerá temporalmente y facilitarás su aplicación.
  • Cuando la punta del delineador esté muy dura, evita pasarle un cerillo para derretirla pues podrías quemarte al usarlo, mejor caliéntalo frotando las yemas de los dedos en ella.
  • Emplea un delineador blanco para definir el interior de la linea de las pestañas inferiores. Tus ojos se verán más grandes, abiertos y más brillantes.

Add a Comment