El desodorante más natural.


Prepara una infusión con polvo agárico de roble o con hojas de salvia ( se venden en herbolarias).
Guárdala en un bote de cristal tapado y aplícate comprensas impregnadas con esta mezcla en las axilas después de la ducha.

Es buena forma de utilizar un desodorante natural, perfecto para las pieles sensibles.También puedes agregar una parte de ese preparado al agua de la bañera. Si solo lo aplicas en axilas, renuevalo con frecuencia.

Add a Comment