El maquillaje, aliado para tu nariz.


nariz

Es el gran salvador de las chicas, porque con leves toques de corrector, base o sombra, le puedes dar un cambio a tu nariz en segundos, de acuerdo a su tipo:

  • Fina: Si lo es en extremo, aplica una base más clara a los lados para crear efecto de grosor y dar mayor luz, así como para separar visualmente las cejas.
  • Larga: Basta con oscurecer la parte inferior de la punta. En caso de que desees acortarla más, al maquillar el párpado inferior no lo delinees.
  • Puntiaguda: Aplica corrector en la punta, cuidando que el toque sea muy ligero, para evitar un efecto exagerado.
  • Griega: Su perfil es totalmente recto, con el puente plano entre las cejas. Para retocarla, oscurece el punto menos marcado y así se verá más corta y atractiva.
  • Chata: Oscurece los laterales o aclara la punta, esto creará la ilusión de longitud y por efecto óptico parecerá más acentuada.
  • Ancha: Sobre el maquillaje de fondo del color habitual, aplica un tono más oscuro en los laterales. Parecerá más estrecha y dará luminosidad al rostro.
  • Aguileña: Sombrea con un tono ligeramente terroso y mate. Oscurece desde el entrecejo, sin llegar a la punta.
  • Torcida: Utiliza corrector oscuro en la parte sobresaliente y, claro, en la zona que se hunde. Da un toque suave con sombra terrosa en el lugar que quieres igualar.
  • Respingada: Generalmente no necesita arreglo alguno. Si la punta es demasiado elevada, quedará suavizada con un pequeño toque más oscuro que el resto del maquillaje.

Add a Comment