El protocolo del banquete de bodas.


La colocación correcta de los invitados, el sentido de las mesas o los brindis son importantes a la hora de planificar los detalles del banquete

En cuestiones de protocolo no todo vale; por eso, y para que no metas la pata a la hora de distribuir a los invitados o abrir el vals, es importante que te sepas ‘al dedillo’ una serie de pautas, que hagan que celebres un banquete redondo. ¿Quieres saber las más importantes?

  • Lo primero: distribuir correctamente a los invitados en cada mesa. Este tipo de listas son muy delicadas y suelen consumir bastante tiempo a los novios durante los preparativos: antiguas rencillas familiares, o la posibilidad de vivir algún que otro momento incómodo, convierten esta tarea en un auténtico puzzle que a veces es difícil encajar. Eso sí, para respetar el protocolo, las normas son claras: la forma correcta de hacerlo es por núcleos familiares (hermanos, primos, familiares lejanos), aunque también se puede organizar en función de los grupos de amigos, del trabajo, edades y estado civil. En lo que respecta al orden de las mesas, cuanto más cerca estén de la presidida por los novios, mayor será el grado de intimidad que los invitados tengan con ellos…
  • Una vez sentados, es tradición que los novios compartan la mesa presidencial con los padrinos, familiares cercanos y el sacerdote que haya oficiado la ceremonia, o con los amigos más íntimos en el caso de que los padres estén separados, divorciados o no quieran compartir mesa por alguna razón. Las mesas más prácticas en estos casos, las redondas, ya que te evitarán tener que decidir qué comensal preside qué mesa, y son más prácticas a la hora de incluir invitados de última hora. Eso síi: intenta siempre que el número de comensales sea par, y que se sienten alternativamente hombre y mujer.
  • Una vez llegado el gran momento, lo más correcto es que los invitados, incluidos los padrinos, estén presentes en el comedor cuando los novios hagan su entrada, por lo que el aperitivo y la sesión de fotos deberán estar coordinados. Asimismo, el banquete no se inaugura hasta que la novia comienza a comer, por lo que es mejor dejar los saludos para después de los primeros platos, si no quieres que tus invitados se mueran de hambre…
  • Durante los postres, es tradición que los padrinos o amigos íntimos de los novios den un breve discurso, que suele terminar con un brindis. La apertura del baile la realizan los novios, y suele ser un vals: tras bailarlo unos minutos, el padrino toma el relevo, mientras que el novio saca a la madrina a la pista.

Add a Comment