El spa y sus beneficios del agua.


Seguro que en tu ciudad cuentas con un spa urbano o un circuito acuático. Anímate y regálate una tarde en el agua. Pero antes entérate qué es y para qué sirve cada parte del circuito.

Empieza el circuito con una ducha templada (entre 1 y 2 minutos). Este tipo de ducha se debe usar intercalada con los baños, piscinas o duchas del circuito para evitar contrastes demasiado bruscos.

  • Baño turco o Hammam: es la variante húmeda de la sauna. Mediante el baño de vapor los poros se abren, lo que permite una mayor eliminación de toxinas. También es perfecto para relajarse. (Entre 5 y 8 minutos).
  • Ducha escocesa: chorros de agua caliente, a unos 36º. Dilatan los vasos sanguíneos, lo que favorece la transpiración, relajan los músculos y articulaciones. La sangre fluye a la dermis lo que crea una ligera sensación de elevación de la temperatura corporal. (Entre 1 y 2 minutos).
  • Ducha nebulizada: micro chorros de agua muy fría a modo de lluvia. El agua a baja temperatura encoge los vasos sanguíneos lo que reduce posibles inflamaciones y congestiones superficiales y aumenta la temperatura de los órganos.. (Entre 1 y 2 minutos).
  • Pediluvio: es el baño de pies mediante chorros que activan la circulación de las extremidades inferiores.

Add a Comment