El Vino y la Salud


copa-vino.jpg Según los expertos, una dieta sana y equilibrada debe incluir alimentos ricos en fibra, minerales y vitaminas, principalmente en forma de verduras, frutas y legumbres. En este sentido, la dieta mediterránea es una de las más conocidas y recomendadas, y en la que el vino es un componente esencial. Entre sus inumerables beneficios del vino hay que destacar que:

– El consumo moderado de vino ya no sólo es beneficioso para prevenir enfermedades de tipo coronario, sino de tipo cancerígeno, diabetes, Alzheimer o incluso la depresión, según la Asociación Americana de Cardiología

– El consumo moderado de vino reduce un 20% el riesgo de cáncer, infarto de miocardio o accidentes vaculares cerebrales.

– Beber un par de copas de vino al día y no fumar, reduce el riesgo de enfermedad arterial periférica. The American Journal of Epidemiology

– El consumo moderado de vino podría reducir hasta un 20% el riesgo de degeneración macular. The Journal of the American Geriatrics

– Un par de copas de vino al día disminuyen el riesgo de úlceras estomacales.

– El vino blaco reduce los niveles de presión arterial.

Uno de los aspectos más remarcados por parte de los expertos es que estas bebidas deben consumirse con moderación y de manera regular. En este sentido, lo más indicado serían un par de vasos al día, preferentemente durante las comidas, ya que este modo el alcohol se absorbe más lentamente y los polifenoles protegen al organismo de la oxidación de las grasas. No debemos olvidar que el vino es un buen agente antioxidante por contener polifenoles y resveratrol. La alta concentración de estas sustancias ayuda a reducir los niveles de colesterol LDL, mejorando la circulación sanguínea y disminuyendo el riesgo de arterioesclerosis.

Add a Comment