Elige correctamente tu colchón


colchon.jpg Para que el hecho de dormir se convierta en uno más de nuestros grandes placeres, debemos elegir bien el complemento indispensable para la cama: el colchón.

La postura que se adopta durante el sueño es la más prolongada a lo largo de nuestra vida, y si no es cómoda, nos afecta hasta el humor al día siguiente.

En la antigüedad había ciertas creencias que relacionaban el sueño con la prolongación de la vida y la belleza. Es probable. En todo caso, lo cierto es que el hecho de dormir como Dios manda cumple una importante función en nuestro organismo. Y del tipo de soporte que tengamos al hacerlo, dependerá un mayor o menor descanso físico y mental.

Un colchón inadecuado se relaciona directamente con dolores de cuello, espalda o cabeza, por ejemplo. Y una mala postura al dormir llega a desembocar en desviaciones de columna, tendonitis y otras molestias que tienen una solución sencilla al alcance de nuestra mano.

Las cualidades de un colchón se deben a su firmeza o a la ausencia de ésta. La falta de soporte afecta los discos intervertebrales, que terminan aplastados.

Ahora, además de un buen colchón hay que tener una almohada adecuada, que mantenga la cabeza en línea con la columna vertebral, y procurar dormir lo más recto posible.

One Response

Add a Comment