Elige tus alimentos sin que te pese


Healthy-eating

Si estás procurando comer sanamente y de plano piensas que comer chocolate, papas fritas deben salir de la lista, aquí te compartimos como caer en la tentación sin que te pese.

Hay un modo de disfrutar de lo que más te gusta y seguir cuidando tu línea (y no hace falta pactar con el diablo y venderle tu alma). El secreto, como en todo, está en la moderación y en saber elegir el momento. Si le das algo de “dinamismo” a tus menús semanales, seguro que cuidarte te será cada día más fácil. Por ello te recomendamos que leas nuestros consejos con atención, elijas tu “debilidad” y disfrutes de él plenamente, sin culpa ni remordimientos.

1. Papas fritas

Son el alimento más castigado. Cuando alguien hace una lista de lo que no se debe comer, esta suele estar encabezada por las crujientes y deliciosas patatas fritas. Tan solo 100 gramos suman 550 kcal y mas de 30 gr. de grasa.

Solución

Date el gustazo pero limítate a 50 g (medio plato de postre) y acompáñalas de toda la ensalada y verdura que puedas comer. De postre, come un pieza de fruta. Con este menú (solo de vez en cuando) sumas apenas 370 kcal y te das un gustazo para el cuerpo.

2. Chorizo

Su olor, color, sabor, es delicoso,  pero tiene muy mala fama. La buena noticia es que no es tan fiero como lo pintan, 100 g suman unas 361 kcal. La mala, que no puedes comerlo sin medida porque de esos 100 g, 29 son pura grasa.

Solución

Una pequeña porción de chorizo da sabor y aromatiza muchos platos. Si te gusta mucho, limita la ración a unos 30 g y compensa su grasa tomando un yogur desnatado o una pieza de fruta de postre.

Truco

Para reducir la grasa de tus guisos prueba a cocer un trozo de chorizo en un recipiente aparte y añádelo en el último hervor de las lentejas, etc.

3. Dulces y Pan

Magdalenas, chocolates, cuernitos, y muchos más que no entran en ninguna dieta equilibrada. Y es que la mayoría suma la cerca de 500 kcal por pieza y, sin son de bollería industrial, encima contienen la grasa saturada y “trans”.

Solución

No tienes por qué desterrar de tu vida estos alimentos si tanto te gustan, solo debes elegir bien el momento y reservarte para las ocasiones especiales. Y, si te es posible, opta por los caseros, ya que estarán libres de grasas saturadas, conservantes, azúcares.

Truco

El mejor momento para tomarse unos dulces es por la mañana, ya que los nutrientes que nos aporten se pueden gastar con las actividades diarias.

4. Huevos Fritos

Si tu tentación son los huevos fritos. Existe la creencia de que el huevo absorbe un montón de aceite cuando se fríe y que por ello engorda mucho. No es así. Un huevo mediano aporta unas 84 kcal y cuando se fríe pasa a 108. Solo estamos hablando de 24 kcal más, una cifra incapaz de desequilibrar una dieta (siempre que no lo acompañes de media barra de pan y patatas fritas).

Solución

Aunque no aporten tantas kcal como creías, prueba a tomarlos asados o escalfados, ya que así son mucho más digestivos y contienen menos grasas.

Truco

No suprimas este sano alimento de tu dieta. Es rico en proteínas, vitaminas del grupo B y minerales como el hierro y el fósforo.

5. Churros

Una ración mediana de churros posee 390 kcal y 40 g de grasa. Una diabólica tentación que se acompaña inevitablemente de un chocolatito (350 kcal más!).

Solución

Reduce la ración de churros a la mitad y acompáñala de un café con leche desnatada.

Truco

Compra churros congelados y “fríelos” en el horno. Reducirás las calorías a la mitad.

Salsas para dar mejor saber sin sumar calorías

Finas hierbas

Para acompañar el pescado azul puedes preparar una mezcla de ajo y perejil picado con 4 cucharadas de limón y un poco de pimienta.

Al limón

Para aliñar ensaladas utiliza limón en lugar del aceite; para ello mezcla dos cucharadas de vinagre con una de zumo de limón y media de mostaza.

Con yogur

Para aligerar la mayonesa que agregas a una ensalada rusa puedes sustituir parte del aceite por un yogur desnatado.

De huevo

Ideal para los platos de verduras, consiste en mezclarlo con medio huevo duro picado, una cebolla también picada, dos pepinillos, un poco de mostaza y perejil.

Imagen: kinderpillar.com

Add a Comment