Elimina la resequedad de codos y rodillas


Hay zonas del cuerpo donde la piel tiende a resecarse y deshidratarse más, como los codos y rodillas. Una de las causas es que, en general, le ponen menos atención al cuidado de estas áreas del cuerpo en relación a otras. También, a que las glándulas sebáceas encargadas de proteger y mantener lubricada la superficie de la piel, están distribuidas de forma irregular en codo y rodillas; además, el roce constante con ropa objetos contribuye a desgastar y deshidratar, y para empeorar su situación, es que estas articulaciones funcionan como puntos de apoyo y permiten el desplazamiento de un segmento corporal sobre otro, por eso la piel adquiere mayor resistencia a la fricción y se torna rugosa.

ELIMINA CÉLULAS MUERTAS

Una buena manera de comenzar a cuidar la piel de codos y rodillas, es exfoliarte una vez por semana. Dales un masaje circular suave (tampoco se trata de lijar la piel), para que se desprendan las células muertas e impurezas de la zona.

Te compartimos esta sencilla receta casera, que funciona perfecto para exfoliarte y cuesta poco dinero: mezcla una cucharada de crema de cacahuate, media cucharadita de sal de mar fina e igual cantidad de aceite de almendras. Aplica esta crema dando masaje en las áreas más duras de la piel durante cinco minutos, luego enjuaga con agua tibia.

CUATRO PASOS BÁSICOS

Pero más allá de las recetas, los dermatólogos opina que para mantener sana la piel de esta zona y del resto del cuerpo, es necesario limpiarla, nutrirla, hidratarla y exfoliarla.

Estos cuatro pasos básicos se logran con:

  • Primeramente, cuando promovemos la salud de la piel gracias a los nutrientes de los alimentos que ingerimos. Otra vez: somos lo que comemos.
  • Consumir alimentos ricos en vitamina C, como el limón, la naranja, piña, fresa, kiwi, col de Bruselas, tomate verde, cebolla, lechuga, espinacas y apio.
  • También recomienda los productos ricos en vitamina E, como el germen de trigo, aceites vegetales, maíz, arroz y nueces, que además de ser indispensables para la elasticidad del colágeno (sustancia que da sostén a la piel), y en general de las células de la epidermis, previenen el envejecimiento por su potencia antioxidante.
  • Y no olvides el punto más importante: toma dos litros de agua al día para mantener tu organismo hidratado.

COMO SABER QUE CREMA UTILIZAR

Utilizar una crema que nutra tu tipo de piel, es clave para seguir los cuatro pasos básicos  no sólo son para codos y rodillas, sino para toda tu piel. Elige de acuerdo con tus necesidades:

  • Cremas hidratantes para piel normal Regeneran el tejido celular mediante vitaminas y aceites naturales.
  • Cremas hidratantes para piel seca Sus principales componentes son aceites naturales, ya que dicha piel requiere una mayor dosis de estos lubricantes.
  • Cremas hidratantes para piel grasa Estas cremas son un poco más acuosas y poseen menor contenido de grasas (aceites naturales); sin embargo, son ricas en otros componentes como las vitaminas y minerales, que ayudan en su equilibrio y nutrición.
  • Cremas para piel mixta Estas cremas poseen niveles de grasa yagua bastante equilibrados, lo cual permite que la piel reciba sus beneficios sin perjudicarla. Son ricas en vitaminas como la C y la E, al igual que en ácidos grasos como los omegas 3 y 6, que proporcionan a la piel no solo una excelente hidratación, sino potencia antioxidante.

Add a Comment