Enseña tu ombligo


vientre.jpgTodas quisieran lucir un vientre plano, que igual es preocupación de hombres y mujeres. Toma en cuenta estas recomendaciones que te damos.

La sabiduría china afirma que hay que “masticar el agua y beber la comida”. La idea es masticar lentamente los alimentos, con lo que lograremos digestiones más fáciles y los nutrientes se aprovechen mejor y logremos una sensación de saciedad que nos evitará comer más comida.

Las comidas que ingerimos deprisa y corriendo, son factores que contribuyen a la hinchazón abdominal.

En cuanto al agua,  conviene beberla lentamente sin olvidar que la cantidad recomendada es de alrededor de dos litros diarios. Eso sí, es preferible no ingerirla con las comidas,  ya que es verdad lo que decían nuestras abuelas: “el agua con las comidas hincha”.

Para conseguir un estómago plano las normas son también las mismas que se aplican para una dieta sana: frutas, verduras, alimentos integrales, legumbres –cocinadas sin grasas- carnes blancas, pescados azules y mucho líquido.

Quedan eliminados de la lista de alimentos sanos aquellos que están más elaborados, como los fritos, los que contienen grasas saturadas, las carnes grasas, los dulces, la comida basura, etc.

En cuanto a las bebidas, evita el café y todas las que contienen gas. Los zumos de frutas sin azúcar añadida son una excelente alternativa a los refrescos.

Al menos tres comidas al día son un seguro de salud y de vientre plano, ya que evitamos así atiborrarnos en una sola colación.

Si no tenemos la oportunidad de hacer estas tres comidas diarias, debemos asegurarnos al menos de que el desayuno sea abundante y equilibrado para  prestarnos la energía necesaria para encarar el día.

Procuremos que la última comida del día sea ligera y que pasen al menos dos horas desde que cenamos hasta que nos dormimos.

Los abdominales son la mejor receta para eliminar grasas en el estómago, y para endurecerlo y darle firmeza. Para que las ventajas del ejercicio sean visibles y duraderas lo importante es realizarlos de forma correcta, pausada y, en especial, con constancia.

Acumular grasas en el estómago es lo más frecuente en casi todas las personas, pero eliminarlas no es tan difícil si el problema se ataja en cuanto empieza a aparecer la barriguita.

Un vientre plano es también una garantía de salud, ya que la hinchazón del vientre puede producir, entre otros, problemas lumbares, respiratorios y toráxicos, al tiempo que un peso excesivo incide negativamente en las piernas, que se ven obligadas a soportar un sobrepeso.

En resumen, que tenemos que cuidar nuestro estómago y mucho. Porque,  al margen de modas y estética, es la parte del cuerpo donde se alojan muchos de nuestros órganos vitales. Es asimismo el primero que nos avisa si nuestra alimentación no es buena y si los kilitos de más pueden convertirse en un problema.

One Response

Add a Comment