Envidia en la pareja


Es parte de la naturaleza humana a pesar de ser uno de los sentimientos más destructivos que existen. Cuando se da en la pareja el pronóstico es grave. Cómo identificarlo y atacarlo.

Hay dos cosas que deben ser fundamentales en la pareja: la admiración y la confianza. Cuando se habla de envidia en la pareja, nos referimos a uno de los atentados más graves que puede existir, incluso en el mismo nucleo familiar.

No solamente es una circunstancia que pasa en el ser humano y en este caso en la pareja sino que es tan profunda que se encuentra contemplada dentro de los 7 pecados capitales; pero independientemente de la visión religiosa al respecto, la envida es tan letal que prácticamente va a abordar los lugares más básicos de cualquier estructura como la confianza, porque cuando ésta se rompe en una pareja, se acaba todo.

La envidia en la pareja viene a través de esa sensación de que el otro está haciendo o está teniendo más que yo y tiene que ver con personalidades de mucha competencia. Hay parejas que se unen para crecer juntas, hay otras que lo hacen para que una jale a la otra o la empuje y otras más que se establecen para competir entre ellos. Las mujeres altamente ejecutivas que no pudieron mantener la relación cayeron en un factor de envidia ya sea por su parte o por la otra.

Todos envidiamos

Es parte de la naturaleza humana, el problema llega en la forma en que la resolvemos o la manifestamos. No es lo mismo sentir ese pequeño aguijón de envidia ante el éx ó de alguien, pero que al mismo tiempo nos impulsa a trabajar en aquellos aspectos que sentimos que podemos dar más a manifestar la envidia terminando y arrasando con vidas enteras.

Como solucionar la envidia en la pareja

1. Comunicación y vivir un proyecto como pareja porque el nosotros es lo que nos salva de la envidia.

2. Trabajar con la propia seguridad reforzando nuestras partes más fuertes.

3. Observar nuestros errores y transformarlos, ocuparnos de crecer para ser mejores y no para demostrarle a la pareja quién es mejor.

4. Sentirse a gusto con lo que uno es y ha logrado, es no enerar expectativas acerca de la pareja sino de nosotros mismos, es volver los ojos hacia nuestro interior, identificando carencias y resolviéndolas nosotros mismos.

5. Confiar y actuar de una manera abierta ante la pareja para poder evolucionar unidos.

Por qué envidiamos

Por inseguridad y por miedo. ¿Miedo a qué?, a trascender, a cambiar. Crecer implica cerrar un ciclo y comenzar con otro lo cual genera mucho temor sobre todo cuando alguien de la pareja empieza a despegar. La envidia tiene muchos disfraces que por momentos parecieran disimular lo que hay de fondo. Una mamá que no entiende que sus hijos deben crecer puede empezar a envidiarlos traduciendo este sentimiento en no permitirles salir ni hacer su vida.

En una pareja alguno de los dos ahoga a la otra, la sabotea, la chantajea, la manipula y termina con su autoestima. La envidia no es un pensamiento es un sentimiento por eso debemos observamos continuamente para poder trabajarlo y transformarlo. El cambio, el crecimiento y el progreso generan envidia.

Foto: Woman’s Day

Add a Comment