¿Eres celosa?


celos.jpgCuando estas en una relación la falta comunicación o la duda del amor, de confianza o fidelidad de alguno de la pareja, puede volverse un asunto muy tedioso, pero puedes manejar esta situación, especialmente si por lo que pasas es un caso de celos infundados. Este sentimiento es una mezcla de emociones (dolor, enojo, tristeza, envidia, preocupación, miedo, culpa, autocompasión y comparaciones) pensamientos y comportamientos (agresión, conductas depresivas o sumisas), se traduce en el temor a perder al ser amado. Los celos se manifiestan de acuerdo a nuestras experiencias de vida, sexuales y sentimentales y por falta de autoestima y de conocimientos de nosotros mismo y la pareja.

Los celos moderados pueden considerarse evidencia de amor y preocupación por el ser amado; pero, si existe la carencia de un rival real, este sentimiento podría llegar a destruir la relación y se convierte en celotipia, “un impulso recurrente, incontrolado e irracional de los celos hacia personas que son importantes en la vida de quien lo presenta (no sólo parejas, sino compañeros de trabajo e incluso hijos y padres)”.

Si ya has rebasado esa línea sana tenemos estos consejos para que no se desgaste más la relación.

  • Es bueno que platiquen su situación emocional y expongan sus puntos de vista de manera libre y honesta, para que ambos se den cuenta de las necesidades del otro y puedan deshacerse de los celos infundados.

  • Vivir en pareja con una persona que padece de celos se convierte en una situación sumamente difícil de manejar, ya que se considera a la pareja infiel como hipócrita, mentirosa y egoísta. El celoso se siente con el derecho de recibir explicaciones y de conocer hasta el más mínimo detalle de la vida del otro. Esta característica suele llegar a un nivel obsesivo, que obviamente molesta al encelado, sobre todo cuando no hay motivo para los celos. Aquí, lo importante es reconocer los síntomas y recurrir a tiempo a un orientador profesional.
  • Aceptarse, mejorar la autoestima y tratar de reducir la ansiedad y los síntomas psicóticos a través de ayuda emocional son los tres consejos principales para salir adelante de los celos
  • Si el problema se agudiza y sientes que sale de control, es muy común degenerar con facilidad en violencia física o verbal. Trata de evitarlo y acude de inmediato con un especialista para tratar los daños emocionales ocasionados. Si ya se manifestó algún tipo de agresión, vale la pena considerar la separación (temporal o definitiva) como una posible solución.

3 Comments

Add a Comment