Escoje tu rimel segun el tipo de tus pestañas


No siempre basta con comprar una máscara de pestañas y aplicarla frente al espejo. En función de cómo sean, existen diferentes opciones y trucos para conseguir sacarlas el máximo partido. Toma nota si tienes las pestañas:

  • Cortas y finas. Te irán bien las máscaras que combinan base alargadora y color. La clave es ser parca al aplicar la base preparadora y extenderla sobre todo en las puntas, dejándola secar bien antes de extender el color.
  • Cortas y espesas. Lo tuyo son las máscaras alargadoras. Aplica la primera capa sólo en la raíz, déjala secar, y extiende la segunda en toda la longitud de las pestañas.
  • Largas y finas. Las fórmulas volumizadoras te pueden ir bien sólo si las utilizas aplicando capas muy finas, poco a poco. No descartes las alargadoras, aplicadas primero sólo en la raíz y, la segunda capa, sólo en las puntas.
  • Largas y espesas. Te irán bien las máscaras con cepillo en forma de peine, que consiguen una buena separación entre las pestañas. También son recomendables las fórmulas rizadoras, que curvan ligeramente el pelo.
  • Muy rectas. No dudes en recurrir a los rizapestañas, que a pesar de su aspecto de instrumentos de tortura dejan unas pestañas impecables. Además usa fórmulas o bien rizadoras o alargadoras, que no aporten demasiado peso.
  • Escasas. Existen dos buenas opciones. O bien usar una máscara doble, aplicando primero la base volumizadora, o elegir una fórmula con fibras sintéticas, que rellenan las pestañas y las hacen parecer mucho más espesas.

2 Comments

Add a Comment