Escoge el blush ideal para ti.


Elegir el rubor que mejor te queda es un ejercicio similar al que realizas cuando buscas el tono de tu base de maquillaje, el corrector y las sombras de ojos. Por fortuna la variedad de tonos de rubor hoy en día es bastante amplia, adaptándose a tu piel con mucha armonía.

  • Beige: Este rubor es ideal para quedar súper natural, además es el ideal para corregir y afinar, pero evítalo si tu piel es demasiado blanca.
  • Café: Da un efecto más intenso y sofisticado. Úsalo con cuidado en pequeña cantidad porque el exceso endurece tus facciones.
  • Rosa: Es increíble para iluminar ciertas zonas del rostro y de noche es el protagonista principal, ya que la luz eléctrica le dará a tu tez una luz natural, pero evítalo en exceso o lucirás como irritada.
  • Magenta: Queda muy bien en pieles rosadas, sólo cuida que cuando lo apliques la brocha esté poco cargada porque es un tono difícil de difuminar y te pueden quedar manchas.

Add a Comment