Estiramientos para relajar


Aunque el principal objetivo de esta rutina es fortalecer la pared abdominal y el piso pélvico para que el útero recobre su estado normal, es importante aclarar que ayuda a cualquier mujer en el fortalecimiento de esta zona, independientemente de haber tenido un hijo recientemente. Además ayuda a las madres primerizas a combatir la depresión, perder peso y evitar la apariciónde várices en las piernas.

1. Postura del gato
Colócate en posición de cuatro puntos. Alínea las manos a la altura de los hombros y las rodillas a la cadera. Mantén tu columna recta hacia el frente, al igual que tu cabeza, inhala y eleva la cabeza y glúteos permitiendo que tu zona lumbar se hunda ligeramente hacia el piso. Al exhalar, haz el movimiento inverso: unde el abdomen, curva tu espalda y lleva tu cabeza hacia abajo con la vista hacia el ombligo. Sólo mueve la espalda, mantén los brazos extendidos, sin flexión.
Reliza 6 – 8 movimientos iguales con respiración profunda y controlada.

2. Postura del perro boca abajo
Colócate en cuatro puntos, de modo que las piernas de tus manos y las plantas de tus pies toquen completamente el piso. Relaja la cabeza. Sin despegar del piso las plantas de los pies, eleva tu cadera y flexiona un poco las piernas para tratar de estirar la espalda. Respira y relájate.
Haz 6 – 8 respiraciones profundas en esta posición

3. Postura del niño
En posición de cuatro puntos, baja la cadera hacia los talones con los brazos estirados. Coloca los brazos hacia el frente sin despertar sin despegar las manos del piso y trata de que tu frente permanezca en el suelo, cerca de tus rodillas. Respira y relájate.
Haz 6 – 8 respiraciones profundas en esta posición.

Add a Comment