Evita que se prive tu bebe.


No existe ningún tratamiento para impedir que se prive tu bebe, pero estas tácticas pueden ayudar a que los espasmos no sean frecuentes:

  • No intentes detener el espasmo, mantén la calma, tu hijo no corre riesgo de muerte.
  • No intentes maniobras de reanimación, el niño no está en una emergencia.
  • No le des una nalgada, así no detienes el espasmo y puedes asustarlo.
  • No le des agua, es muy peligroso porque puede broncoaspirar.
  • Retírale cualquier cosa que tenga en la boca.
  • Intenta calmarlo antes de que el llanto aumente. Si fue provocado por dolor, dale consuelo y alivio.
  • Si es por berrinche, muéstrate indiferente como si no le pusieras mucha atención.
  • Mantenlo descansado, porque el cansancio favorece estos espasmos.

Add a Comment