Evitar las ampollas


Una de las lesiones más frecuentes entre corredores, son las ampollas. Pueden parecer algo superficial o un mal necesario, sin embargo, si no se cuidan, también nos obligan a parar la carrera o sufrir una infección.

Un estudio de las lesiones que aparecieron durante 12 años en el maratón de Twin Cities, encontró que el 91% de las molestias en la piel eran ampollas. Las ampollas se producen por la fricción, que hace que la capa superior o epidermis se separe de la dermis que está debajo. Entre las dos se acumula líquido. Si la fricción sigue, la piel se separa y ya te imaginas cómo se siente eso.

Es fácil prevenirlas.

Lo primero es elegir los calcetines adecuados. Evita el algodón y prefiere las fibras con tecnología dry-fit. Asegúrate de que te queden cómodamente. No los estrenes el día de tu competencia y si necesitas más protección, puedes probar con vaselina  para proteger las zonas con mayor roce de tus pies. Si se presentan con mucha frecuencia, revisa tu pisada y también tus zapatos.

Add a Comment