Evitar subir de peso desde tu oficina


ropa_oficina3.jpg Lo ideal es, además de comer bien, evitar el sedentarismo y realizar al menos 3 veces por semana algo de ejercicio, pero si te preguntas cómo puede además bajar de peso estando sentado (a) al menos 8 horas diarias, toma en cuenta estos consejos.

– Una ecuación que hay que tomar en cuenta: para bajar de peso, es importante consumir menos calorías de las que se gastan diariamente. En el trabajo se debe tener opciones de alimentos que sean bajos en calorías.

– Procura no consumir más de 100 calorías en una merienda: buenas opciones son las frutas picadas, bebidas sin azúcar o incluso sin calorías, puedes tener un sustituto de azúcar y leche descremada en polvo si suele tomar algunas tazas de café, pero sin olvidar la importancia de beber agua también. Otros como galletas sin relleno, barras de granola bajas en grasa, frutas secas o un yogurt bajo en grasa son buenas opciones.

– Evita antojos, y productos de repostería o panadería: por lo general este tipo de alimentos son comunes en las sodas o ventas cerca de las oficinas, sin embargo debe saber que estos están compuestos prácticamente de carbohidratos como azúcar y grasas, los cuales son los responsables por hacer de un antojo, fácilmente un bocadillo de 300 hasta 600 calorías

– Planifica y lleva en lugar de comprar a último momento. Para esto es mejor que mantengas alimentos saludables como los anteriormente mencionados en tu gaveta o refrigerador si lo hay. Aún mejor, trate de colocarlos en algún lugar lejos, para evitar el comer por aburrimiento o ansiedad.

– Mantén una botellita o vaso con agua frente a ti sobre el escritorio. Toma sorbos cada cierto tiempo y cada vez que se vacíe, llénela nuevamente. Esto evitará que te sientas con hambre a todas horas y además te mantendrá bien hidratado (a). Toma al menos 4 botellas de medio litro u 8 vasos de agua diarios.

– Planea cada día lo que va a almorzar. Si llevas comida preparada de tu casa, es posible que consuma mucho menos o hasta la mitad de calorías que saliendo a comer fuera, aparte de ahorrarse dinero. Adicionalmente, si los compañeros de trabajo te invitan o insisten en comer en restaurantes, explíqueles que está a dieta o cuidando su alimentación, y que prefiere no acompañarlos. Si decide asistir, igualmente ya existen muchas alternativas saludables en restaurantes. No olvides pedir algo que contenga vegetales!

– Aprovecha cada momento que puedas. Haz ejercicios de estiramiento de cuello, brazos, piernas y espalda, por lo menos una vez cada hora. Realiza algo de ejercicio aunque sea de 10 a 15 minutos durante las horas de trabajo. Ya sea que bajes y subas por las escaleras, o vayas al restaurante caminando. Lo importante es que evites estar sentado por 8 largas horas.

– Busca a alguien del trabajo que también quiera perder peso o mantener mejores hábitos y ayúdense mutuamente. Planeen los menús del día o la semana. Conversen sobre los logros y trucos para evitar las tentaciones. El apoyarse así puede tener un gran impacto en la reducción de peso.

¡Mucho éxito!

Add a Comment