Exfoliación para evitar los codos resecos.


Toda mujer en un momento a sufrido de unos codos resecos, si este estu caso, no hay mejor opción que una exfoliación.

Para dar un aspecto terso a los codos, nada como comenzar cuanto antes a realizar un programa de exfoliación.  Así, cada mañana, y durante la ducha diaria, frota la zona con una esponja exfoliante, sea de lufa (fibra natural) o un guante de masaje.

Sobre la piel mojada, traza círculos en esta área, tanto con el brazo extendido como con el codo doblado en ángulo recto. En ocasiones, se recurre a la piedra pómez para las zonas más rugosas. Lo cierto es que tiene un efecto exfoliante, pues elimina la piel muerta, pero no hay que olvidar que es un remedio que puede tornarse demasiado agresivo, que, precisamente, puede producir el efecto contrario.

Add a Comment