Formas para reconquistar a tu amor.


reconquista

¿Te encontraste a tu ex y está como quiere? Bueno pues, aquí te decimos cómo hacer que caiga rendido a tus pies otra vez

Mmm… y tú que lo cortaste por una bobada… pero bueno, si el niño de verdad vale la pena, tienes muchas posibilidades de corregir el “error” y reconquistarlo sin verte como una rogona. ¿Te interesa el asunto? Pues ¡toma nota!

  • Regálale la mejor de tus sonrisas: La próxima vez que te lo encuentres, en lugar de seguirte de largo o de ponerle cara de fuchi, ve y salúdalo con una gran sonrisa y, ¿por qué no?, hasta con un fuerte abrazo. Tu actitud cool y relajada le llamará tanto la atención que ocuparás su pensamiento durante muuucho rato (buen comienzo).
  • Cambia de look: Aunque a él le encantara tu look de cuando andaban, olvídalo y experimenta ante el espejo con diferentes peinados y con otras formas de maquillaje. Cuando te sientas bien con determinado estilo, adóptalo, porque te aseguramos que con el que mejor te sientas será con el que mejor lucirás.
  • Haz que añore tiempos pasados: Cuando platiques con él, procura hablar de anécdotas chistosas y divertidas que lo lleven a recordar los momentos padres que vivieron durante la relación, pero no lo hagas con cara de pujido ni con ojo Remi, por el contrario, coméntalo y disfrútalo como si lo estuvieras viviendo nuevamente.
  • Utiliza tu sentido del humor: Si en algún momento él saca a flote algunas cosas o situaciones feas de cuando eran novios, trata de manejarlas con sentido del humor, dile algo así como: “Sí, la verdad es que estaba yo medio dañada del cerebro ese día” , “¡No recuerdo bien, pero seguro fue el síndrome premenstrual!” o algo por el estilo. El chiste es que no caigan en el jueguito de los reproches, porque no los llevará a ningún lado. De esta forma él sabrá que si regresan, será borrón y cuenta nueva.
  • Hazte presente: Pídele su número de celular o su e-mail y mándale de vez en cuando (pero ojo… ¡No diario ni a cada rato, ¿eh?!) un mensajito alegre y amable (algo como: “Que tengas buen día”) que no necesariamente tenga que contestar ni que lo comprometa a nada. Si está nuevamente interesado en ti, contestará, si no, no lo hará y ya podrás volver tus ojitos hacia otros rumbos.
  • Sácale brillo a tu estrella interior: Analiza qué es lo que pudo haber fallado en la relación y trabaja en la parte que te corresponde. Pero es importante que te enfoques únicamente en lo negativo que tú puedes cambiar sin que pierdas tu esencia (recuerda: sólo los aspectos negativos que puedes cambiar, no que finjas ser quien no eres).
  • Por último y más importante, convéncete de que no lo necesitas para ser feliz suceda lo que suceda, no te obsesiones con el chavo (ni con ningún otro), es en serio cuando te decimos que NO lo necesitas para ser feliz. Cuando te des cuenta de que la verdadera felicidad te la da el estar bien contigo misma, toda tu vida comenzará a fluir con mayor facilidad.

4 Comments

Add a Comment