Fortalece espalda y brazos en la máquina de remo


Ejercitarse con la máquina de remo Pulley es una excelente opción para fortalecer los músculos de la espalda, brazos y hombros. Como el equipo no tiene respaldo, tu cuerpo generará contracciones de los grupos musculares del tronco para mantenerse estable y en la posición adecuada. Te compartimos una rutina con tres variaciones para obtener el mayor beneficio de este aparato.

1. BÁSICO Fortaleces: músculo dorsal ancho y bíceps

  • Siéntate con las rodillas ligeramente flexionadas y apoya los pies sobre los pedales.
  • Sujeta el maneral para remo y jala el cable hacia el pecho controlando el tórax en todo momento y manteniendo los brazos paralelos al tronco.

  • Regresa lentamente a la posición inicial sin estirar totalmente los brazos y conservando la espalda recta.

2. HOMBROS DEFINIDOS Fortaleces: También parte posterior del deltoides

  • Cambia la agarradera por la lat bar (barra para espalda). Sujétala con las palmas hacia abajo y más allá del ancho de tus hombros (aproximadamente 10 cm.)
  • Haz el movimiento como el anterior, sólo que ahora al acercar la barra al pecho, dirige los codos hacia arriba a la altura de los hombros. Con este movimiento, participará de forma más activa la parte posterior del hombro.

3. ABDOMEN DEFINIDO Fortaleces: También abdomen y oblicuos

  • Toma la agarradera “D” universal y jala con un brazo. Conforme tu mano se acerque al tronco, gira la cintura hacia el mismo lado, de forma controlada, sin rotar la cadera.
  • Regresa lentamente a la posición de inicio. Con este giro del tórax, se involucran los músculos rotadores del tronco.

Tips para hacer el ejercicio

1. Recuerda mantener la espalda recta durante la serie.

2. Elige una resistencia que te permita ejecutar el movimiento de forma correcta, para evitar estrés innecesario en la zona lumbar.

3. Haz cuatro series de 12 a 15 repeticiones de cada ejercicio, descansando hasta 30 segundos entre series.

4. Es importante que te concentres en cada fase del movimiento. Hazlos de forma lenta para que involucres un mayor número de fibras musculares. Jala en tres segundos y regresa en dos.

5. Conforme te sientas más cómoda haciendo el ejercicio, haz más énfasis en retraer (acercar) las escápulas al momento del jalón, para dar mayor estabilidad al hombro.

Add a Comment