Fuerza y elasticidad a tu cuerpo


Sigue nuestros consejos y podrás mantener una forma física ideal.

Piernas y pies hinchados o dolor de espalda son molestias frecuentes cuando se tiene estrés por cumplir diversos roles. ¿Qué hacer entonces para mejorar el propio estado físico? Dedicándose a realizar regularmente ejercicios que imiten los movimientos de los gatos. De hecho, sus movimientos están basados en ejercicios naturales y continuos de stretching que hacen elásticos y flexibles a los músculos, y por lo tanto menos sujetos a traumas, y que además protegen las articulaciones. Además de favorecer una sensación de relajamiento.

Al despertar estírate muy bien

Animales y niños lo hacen por instinto: se estiran y se alargan después del sueño hasta que se sienten listos para moverse. Pero al crecer, los adultos olvidan esta práctica. Sin embargo, mantener y entrenar la elasticidad natural de nuestro cuerpo es muy importante, sobre todo porque con la edad y la vida sedentaria se tienden a contraer más los músculos y a sentirse bloqueados en los movimientos cotidianos.

He aquí, entonces, lo que debes hacer cada vez que te levantes de la cama:

POSICIÓN INICIAL. Colócate a gatas, con las manos en el piso y alineadas a los hombros.

1. Sin despegar las manos del piso, acerca lentamente el pecho al suelo mientras deslizas los glúteos hacia los talones hasta tocarlos. Mantén la posición por 20 segundos.

2. Regresa a la posición inicial, llevando el peso a las manos y estira hacia atrás una pierna. Permanece asr por 5 segundos. Repite 10 veces con ambos lados.

BENEFICIOS: mejora el funcionamiento de las articulaciones de la pelvis; además alarga y refuerza el interior de los muslos.

POSICiÓN DE DEFENSA. PARA EL DOLOR DE ESPALDA

¿Has visto a un gato cuando bufa? Arquea la espalda, echando fuera el aire. La suya es una posición eficaz para asustar al enemigo, pero tú la puedes imitar para reducir el dolor en la zona lumbar. Hazlo así:

POSICiÓN INICIAL De nuevo, colócate a gatas, con las manos y las rodillas prefectamente alineadas.

1. Saca el aire, contrae el abdomen y arquea la espalda hacia arriba. Mantén la posición por 20 segundos.

2. Toma el aire, relajando y empujando hacia abajo los músculos del abdomen. La espalda debe extenderse (paralela al piso). Mantén la mirada fija hacia adelante. Repite 10 veces el ejercicio.

BENEFICIOS Es útil para combatir el cansancio del tracto lumbar.

Quien tiene un gato lo sabe: además de dormir enroscado, le gusta estirarse boca arriba.

Busca un rincón tranquilo de la casa, prepárate un tapete para que puedas recostarte y hacer este simple ejercicio:

POSICIÓN INICIAL Recuesta la espalda en el piso, los brazos extendidos a los lados y las palmas de las manos hacia al piso y las piernas dobladas.

1. Lleva las rodillas al pecho. Permanece así por un minuto. respirando profundamente.

2. Extiende los brazos hasta la línea de los hombros. oscilando el cóccix ligeramente a la derecha y luego a la izquierda. meciéndote sin esfuerzo. Mantén la respiración regular. Continúa por un minuto.

BENEFICIOS: Es útil para distender las vértebras del tracto lumbar y favorecer el alargamiento de los músculos para vertebrales, además entrena la musculatura de la zona pélvica.

¡PIERNAS EN FORMA!

POSICIÓN INICIAL De pié, delante de una pared, recarga las piernas extendidas, las manos y antebrazos en el muro.

1. Dobla lentamente la rodilla derecha. extiende la punta del pié hacia abajo y pégalo a la pared junto con el peroné. Mantén la máxima tensión posible del músculo del muslo. empujando por 30 segundos.

2. Extiende el muslo derecho hacia atrás lo más posible. acercando el talón al glúteo estirando hacia arriba los brazos. siempre con las manos apoyadas en la pared. Mantén la posición por 10 segundos. Repite el ejercicio 10 veces y luego cambia de pierna.

BENEFICIOS: Es útil para alargar y suavizar los músculos de las piernas y de la espalda.

One Response

Add a Comment