Haz que a tu hijo le guste el pescado.


Por lo regular el pescado es uno de los platillos que no le gusta a los niños. Les resulta aburrido, difícil de comer, tal vez encuentran su sabor demasiado fuerte. El pescado les ayuda a crecer, les mantiene en forma, cuida su corazón, alimenta su cerebro, por eso es fundamental en la alimentación de los niños.

Enseñales a tus hijos a comer pescado para lograrlo sigue los siguientes consejos:

  • Muchos pequeños no saben distinguir entre las diferentes especies de pescado. Una buena solución es mostrarles la gran variedad de pescados que pueden comer y los distintos sabores de cada uno de ellos.
  • Hay que tratar de demostrarles que comer pescado también puede ser divertido. Para conseguirlo, puedes elaborar recetas de pescado un poco más creativas, con colores vivos y formas nuevas.
  • Las espinas suelen ser el principal freno para que los más pequeños coman pescado. Así pues, es mejor empezar con piezas como filetes o lomos sin espinas ni piel o pescado en conserva. Así, son recomendables, por ejemplo, el lenguado, la dorada, el rape, la merluza.
  • Dejarles colaborar en la elaboración de las recetas te ayudará a conseguir que le pierdan el miedo al pescado y vean la hora de la comida como un momento divertido e importante de su día.

Add a Comment