Higiene Intima.


La higiene, tanto interna como externa, es necesaria para toda mujer, pero… ¿sabes cómo realizarla sin alterar el equilibrio de la flora bacteriana en el tracto vaginal?

Técnicas correctas de limpieza:
Durante el baño, separa con los dedos los labios mayores de la vulva para que el jabón (o producto especializado) y el agua penetre en sus pliegues, posteriormente, asea los genitales externos.
Si optas por un producto, compra un shampoo hipoalergénico de pH ácido, que contenga ácido láctico y lactoserum. Ayudará a hidratar y mantener el equilibrio de la zona íntima.

Recomendaciones:

  • Evita la humedad en tu ropa interior.
  • No abuses de las duchas vaginales.
  • Al limpiar la zona íntima, hazlo de adelante hacia atrás.
  • No uses esponjas o guantes en esta parte del cuerpo, ya que pueden ser elementos con una elevada carga microbiana.
  • Durante la menstruación, cambia la toalla sanitaria frecuentemente.

Para una vagina sana

  • Vigila el color del flujo vaginal. Debe ser transparente y su presencia es necesaria para la auto-depuración, humectación y lubricación de la zona.
  • No depiles la zona del bikini en extremo, porque altera el medio ambiente natural de los genitales.
  • Limita el uso de tampones, ya que retarda la salida de flujo, que es un desecho, y resulta una fuente de cultivo para las bacterias.
  • Prefiere la ropa interior de algodón, que absorbe la humedad del cuerpo, y procura no usar tanga todos los días, para evitar roces molestos.

Add a Comment