Implantes de senos, elige el mejor para ti


Si ver tus senos pequeños interfiere en tu autoestima atrévete a operártelos, darles forma y volumen.

Las más socorridas de la cirugía son la rinoplastía, el aumento de pecho y la liposucción..

Esto se debe a la gran influencia de los medios de comunicación, ya que en ellos se tiende a considerar más bella a la mujer que tiene los senos grandes y firmes, lo que ha creado el deseo en muchas de recurrir a la cirugía.

La cirugía mamaria únicamente te añade beneficios estéticos. Se puede realizar de varias formas, el médico determina cuál es la mejor para ti. Durante el procedimiento se colocan implantes de solución salina o bien, de gel de silicón. Su duración aproximada es de dos horas y se puede realizar por la mañana, sin necesidad de quedarse a dormir en el hospital. En algunos casos se utiliza anestesia local, sin embargo la mayoría de los expertos prefiere la anestesia general, ya que dura más tiempo y es más efectiva en caso de que exista alguna complicación. En menos de una semana retomas gran parte de tus actividades cotidianas; únicamente te restringen las que podrían abrir la herida u ocasionar una contractura muscular, como hacer ejercicio o manejar.

El sueño de toda mujer que se somete a este tipo de cirugía es tener el busto firme, proporcionado, con forma y atractivo. Gran parte del secreto está en el material que se utilice. Tu médico seguramente te hablará de los siguientes.

Elige el mejor tipo de Implante para tus senos.

Solución salina

Se detectan mejor en las mamograñas, ya que su cubierta es de silicón y en su interior contiene agua. No obstante “hay una pérdida de volumen, pues se desinflan alrededor de un 9% cada 7 años. Es un implante que, con el paso del tiempo, va ir cambiando de forma y disminuyendo de tamaño.

Gel de silicón

Son muy estables y dan un resultado más natural que los de solución salina. En Estados Unidos se prohibieron por muchos años porque se les asoció con cáncer de mama. Ahora es posible usarlos, pues después de varios estudios se ha demostrado que no tienen ninguna relación con la enfermedad. El gel tiende a quedar en su lugar con el fin de evitar que se distribuya por el cuerpo en caso de romperse.

Elige la forma y textura de los implantes de senos

Evita que tus senos parezcan globos inflados. Después de elegir el material prueba con las formas y texturas. Lo ideal es que luzcan naturales.

Redondos. Dan mayor volumen a la parte superior del busto y crean el efecto de los brasieres push up.

Anatómicos. Parecen una gota y tienden a ir hacia abajo. Son muy parecidos a los senos naturales.

Lisos. Requieren de más cuidados, de hecho, en muchas ocasiones es necesario hacer un corte más grande en la piel para colocarlos.

Texturizados. Están formados por millones de bolitas en la superficie que ayudan a disminuir la incidencia de alguna contractura capsular.

Perfil bajo. Cuentan con una base ancha y levantan poco.

Perfil alto. Tienen una base angosta y proyectan más.

El perfil del implante se determina en la paciente por el tipo de cuerpo que tiene; y tanto los de solución salina, los de silicón, los lisos y texturizados pueden ser de perfil alto o bajo para que la persona que se quiera operar tenga más opciones.

4 Comments

Add a Comment