La renovación de tu piel.


Antes de la exposición al sol de las vacaciones de verano es fundamental exfoliar la piel para poder obtener un moreno uniforme, brillante y envidiable. Por eso toca renovar la piel antes de empezar las jornadas playeras.

El objetivo de la exfoliación es eliminar la suciedad de las capas exteriores de la piel y también las células muertas. Produce una estimulación de la circulación de los fluidos linfáticos que contribuyen a la eliminación de toxina y el masaje estimulante que produce mejora la circulación de la sangre.

Ahora es el momento de exfoliarla para retirar las células muertas que se acumulan en la epidermis y así acelerar la regeneración de la piel.

La piel se regenera naturalmente cada 28 a 30 días. Con la exfoliación, activamos la circulación, suavizamos la piel y, lo más importante, promovemosla regeneración de células nuevas, lo que fortalece la piel y le aporta elasticidad. Además, la exfoliación contribuye a que las marcas y cicatrices se disimulen.

Add a Comment