La sal en uso cosmetico.


Los médicos recomiendan no excederse con la sal en las dietas, y sabemos que hay que oirlos ya que propicia, entre otras cosas, la hinchazón por retención de líquidos. Pero eso no quita que la sal sea excelente para el uso cosmético.

Los cristales de sal son un gran exfoliante natural. Pero las firmas cosméticas nos las ofrecen para que las usemos, ya sea para un masaje exfoliante o para colocar en la tina y así recibir un baño que nos ayude a relajarnos y a desinflamarnos. Las abuelas ya lo sabían y ayudaban a sus pies hinchados colocándolos en un recipiente con agua tibia y unos puñados de sal gruesa.

Otras marcas cosméticas aprovechan las sales del mar o las del Mar Muerto, que contienen muchas propiedades beneficiosas para la piel. Lo importante es verificar que la textura de las sales exfoliantes sea fina y suave, ya que deben pulir y no raspar e irritar. Debe sentirse suave en la piel y evitar la aplicación en el rostro, cuya piel es muy delicada.

Un tip para tener en cuenta: si te gusta el efecto que los baños de mar dejan en tu cabello – le quitan un poco de brillo pero en cambio le dan muy buen volumen y cuerpo – rocía un poco de agua salada en el pelo y péinalo como quieras. Lograrás ese efecto surfero en el pelo que está tan de moda. No es para hacerlo siempre ya que la sal daña el cabello, pero de vez en cuando no hace daño y además sale con el siguiente lavado.

Add a Comment