Lava bien tu cabello.


La forma en que lavas tu cabello es muy importante para mantenerlo sano, pues un mal lavado ocasiona que pierda brillo y resistencia. Y tú, ¿estás segura de que lo haces bien? Checa el paso a paso para lograr una buena limpieza:

  • Antes de lavar tu cabello, desenrédalo.
  • Para comenzar a eliminar grasa, polvo y suciedad, dale un primer enjuague antes de aplicar el shampoo.
  • Empieza el lavado del cabello con agua tibia para retirar la grasa, y el último enjuague hazlo con un chorro de agua fría con la finalidad de cerrar la cutícula y que tu pelo luzca más brillante.
  • No frotes ni restriegues con fuerza tu cabello al momento de lavarlo, hazlo con suaves movimientos circulares. Este pequeño masaje será suficiente para mejorar la circulación de la zona y hará que los nutrientes del producto lleguen a la raíz del pelo.
  • Aplica el acondicionador únicamente en las puntas, no directamente sobre el cuero cabelludo. Al terminar, debes realizar un buen enjuague, de lo contrario tu cabello quedará opaco y sin volumen.

Tips extra

  • Cepíllate el pelo cuando esté seco, pues al estar húmedo, se vuelve más débil y se quebrará con facilidad.
  • Es falso que lavarse el cabello frecuentemente favorezca la caída, pero sí lo puede resecar. Lo ideal es hacerlo tres veces a la semana.

Add a Comment