Leyes de seducción.


Hay algunas reglas que te serán útiles en la seducción del hombre que te interesa y a quien no te atreves a acercarte por miedo al rechazo. Practícalas y comprobarás que el resultado es exitoso. Pero si no te resulta, honestamente te recomendamos que te busques a otro chico, porque con éste el camino te sería demasiado difícil.

  • Usa el cerebro. Para conquistarlo, más que un cuerpo de 10 necesitas una mente seductora. La seducción depende de tu capacidad de persuasión para hacerlo sentir que tú eres la mujer de su vida. Si tu mente lo tiene claro, tu cuerpo lo reflejará en seguridad. Sólo debes mantener la cabeza fría y apuntar a tu objetivo.
  • Muéstrate segura. A los hombres les atraen las mujeres seguras de sí mismas, porque el reto de conquistarlas es mayor. Pero debes tener cuidado de no transformar tu seguridad en agresividad, porque si eres dominante puedes asustarlo. Muestra tu autoconfianza a través de la sonrisa y el misterio de tu mirada.
  • Sácate partido. Tu capacidad de seducción depende de tu habilidad para sacarle partido a tus puntos fuertes y a tus cualidades naturales. Toma en cuenta que no todas las mujeres seductoras tienen un físico impresionante.
  • Actúa natural. Ten cuidado de no sobreactuar, porque él te sentirá falsa y sólo conseguirás el efecto contrario al que buscas, es decir, ahuyentarlo.
  • Sé femenina. Encuentra a tu Audrey Hepburn interior, escucha a tu naturaleza y deja guardado tu lado menos refinado para cuando salgas con tus amigos. Para atraer a un galán no te conviene reconocer que te gusta el futbol y la cerveza, eso sirve más para ganarte un amigo que un novio.
  • Hazte inolvidable. Escucha con interés todo lo que él te cuente. Demuéstrale toda tu atención, admiración y comprensión. Ofrécele tu apoyo y cariño. Esto te hará imprescindible y le empezarás a crear cierta necesidad de ti.
  • Posterga la sensualidad. Es preferible salir con él a un lugar divertido y dejar las cenas románticas para más adelante, cuando ya hayan intimado y la relación esté más clara. Aprovecha la conversación para subirte un poco la falda y enseñar parte del muslo o un poco más de escote; son detalles que vuelven loco a cualquier hombre.
  • Bailen juntos. No hay nada más excitante que dos cuerpos dejándose llevar por el ritmo de la música. El baile es una ocasión perfecta para iniciar el contacto, acercar tu cuerpo e insinuarte. Aléjate sensualmente para que él se deleite con tu cuerpo y tus movimientos.
  • Invítalo a tu casa. Cuando llegue el momento en que él se rinda ante tus encantos, invítalo a tu casa. Si pones música sensual y unas velas alrededor, incrementarás la pasión y te asegurarás una noche inolvidable.

Add a Comment