Limpiar la piel en 5 pasos


No olvides que una buena higiene mantiene la salud de tu piel.

La piel constituye una auténtica barrera protectora y sostén de los órganos, para lo que es elástica, firme y fina. Estas características hacen posible que lleve a cabo estas y otras funciones de forma adecuada. Toma nota de estos cinco pasos para una limpieza a fondo.

Paso 1: Lava con un jabón suave, de pH neutro o de glicerina, que no tenga perfume.

Paso 2: Aplica un producto de limpieza, ya sea en gel, emulsión o leche, según tu tipo de piel, realizando un suave masaje circular por el rostro. Retira el producto con un algodón o con esponjitas, desde el centro al exterior.

Paso 3: Hay que devolver a la piel el manto hidrolipídico que actúa como barrera protectora, y que ha sido removido con el producto de limpieza. Para ello usamos una loción que puede ser refrescante, tónica o astringente, según el tipo de piel.

Paso 4: Humedece, nutre e hidrata con un producto indicado para tu biotipo cutáneo.

Paso 5: Si vas a salir, aplica un protector solar adecuado para tu tipo de piel.

Es importante tener en cuenta que cada persona es diferente, su piel es diferente. Por tanto, no siempre el producto que utiliza una amiga, conocida o familiar es el indicado para ti.

2 Comments

Add a Comment