Limpieza facial en casa


limpieza-facial.jpg Dejar la cara despejada, recogiendo el pelo o colocándose una banda en el cabello.

– Depilar, si es necesario, labio superior y barbilla.

– Repasar las cejas con unas pinzas.

– Extender por el rostro leche limpiadora con un masaje suave para favorecer su penetración.
Poner la cara al vapor del agua hirviendo (previamente se habrá colocado una olla con agua y hierbas aromáticas –a elegir entre: tila, salvia, manzanilla o menta- hasta que hierba) durante 5 o 10 minutos, tapando la cabeza con una toalla para que los poros se abran más fácilmente.

– Eliminar las espinillas y puntos negros presionando con suavidad a su alrededor con gasas estériles o algodón.

– Retirar los restos de leche limpiadora.

– Aplicar el tónico adecuado.

– Poner la mascarilla adecuada al tipo de piel.

– Retirarla con una infusión tibia (se puede usar el agua que se ha utilizado en el vapor).

– Aplicar una ducha fría o cubitos de hielo.

– Poner crema hidratante.

One Response

Add a Comment