Luce un vientre plano.


vientre_planoCon un poco de esfuerzo, podrás volver a lucir de nuevo un vientre plano sin necesidad de pasar por el quirófano. La regla de oro para eliminar esos terribles “gorditos” es practicar un poco de deporte, mantener una dieta sana y cuidar tu piel.

Dieta
Para lucir un vientre plano deberemos mantener una dieta sana y equilibrada e intentar beber al menos dos litros de agua al día. Evita los dulces, los fritos y los productos que sean excesivamente grasos. Come mucha fruta y verdura, ya que estos ricos alimentos ayudan a depurar el organismo.
El pan integral, los cereales y los frutos secos ‘aunque sólo una vez por semana’ nos ayudarán también a regular nuestros hábitos intestinales. Evita las bebidas con gas, incluso las light, porque hinchan el estómago.
Es importante comer a menudo, aunque en pocas cantidades. Siempre podremos hacer las cinco comidas (desayuno, almuerzo, comida, merienda y cena), pero, eso sí, dentro de una dieta sana y equilibrada.

Ejercicio
Existen deportes muy divertidos como el tenis o montar en bicicleta u otros ejercicios como el aeróbicos, salir a caminar o bailar, que podremos practicar en grupo. No te desanimes si no has practicado ningún tipo de deporte durante un largo periodo de tiempo. Intenta iniciar alguna rutina suave. El yoga es otra opción para ejercitar los músculos de tu abdómen. Haz abdominales, frontales y laterales, durante diez minutos al día y verás como notarás los resultados en apenas un mes.

Tratamientos de belleza
El mercado te ofrece cremas nutrientes y reafirmantes que te ayudarán a evitar las estrías y la flacidez, pero para ello debes aplicárlas a diario con un suave masaje circular.
Estos consejos te ayudarán a lucir un cuerpo mucho más esbelto y, lo que es más importante, conseguirán recuperar tu seguridad por dentro y por fuera.
La gimnasia pasiva o los masajes en la zona abdominal también resultarán beneficiosos.

One Response

Add a Comment