Mágico Autobronceado.


Sólo tienes que ir al súper y adquirir un producto autobroceador y seguir estas reglas de aplicación para que tu piel luzca como tocada por el sol:

  • Limpia y exfolia tu piel con una mezcla de 1/2 taza de miel y 1/2 taza de azúcar, esparce masajeando de pies a cabeza y enjuaga bajo el chorro de agua. Esto evitará que te quede manchado tu cuerpo.
  • Lava tus manos perfectamente y no les apliques crema.
  • Desvístete totalmente para evitar manchas o líneas divisorias.
  • Aplica uniformemente el autobronceador por todo tu lindo cuerpecito.
  • Esparce una menor cantidad de producto en las rodillas, codos y pies para evitar que queden más oscuras.
  • En cuanto termines, lava tus manos con agua y jabón, así impedirás que tus palmas se tiñan.
  • Espera a que tu piel se seque. Transcurridos 10 minutos puedes vestirte.

Add a Comment