Maquillaje para una noche.


Sabes a qué hora sales de casa pero no a qué hora volverás, asi que, aunque te encante la base de maquillaje ultraligera, hoy no es el día. Cubre tu piel y no olvides una capa de polvos transparentes que sellen y eviten los brillos que, probablemente, antes o después aparecerán por el calor y los focos de la pista de baile. No olvides llevar una polvera en el bolso para retocarte.

En noches locas que quieras sacar todo tu sexy, nada de moños. Suelta tu melena y a triunfar.

  • Un poco de colorete ochentero te favorecerá. Se aplica en el hueso del pómulo y borra cualquier rasgo de muñequita que conservaras de tu maquillaje diario.
  • Los ojos son protagonistas. Para ahumarlos hay mil formas y depende de la moda, pero generalmente sigue unas pautas más o menos generales.
  • Lo primero, cubre el párpado con sombra hueso o color carne. A continuación, toma un lápiz de kohl negro o un pincel con las cerdas apretadas para delinear el ojo en ambos párpados. Sigue la línea de las pestañas superiores desde el lagrimal hasta el extremo exterior y, en cuanto a las pestañas inferiores, lo ideal para que quede bien es que primero dibujes la raya por dentro con lápiz y, después, con el pincel de cerdas apretadas tomes un poco de sombra negra o marrón muy oscura y apoyes el pincel poco a poco por la línea de las pestañas inferiores para que la sombra se deposite sin necesidad de hacer una línea, que queda muy artificial.
  • El truco de un buen smokey eye es difuminar correctamente. Para ello, lo mejor es tener un pincel bueno que te permita pasarlo por el párpado cuantas veces sean necesarias sin irritar, pero también puedes usar un bastoncillo de algodón o, incluso, la yema del dedo anular si usas un lápiz de kohl suficientemente graso y blando. Es importante que, según vayas difuminando la sombra negra alrededor del ojo -haciendo semicírculos- observes bien la forma de tu ojo. Se trata de rodearlos y rasgarlos un poco… ¡ojo con el efecto oso panda!.
  • Para terminar, este ojo ahumado exige varias capas de máscara y si previamente te has rizado las pestañas, mejor que mejor… Un truco: si tus ojos te lo permiten y no te da grima, dibuja la raya negra también por dentro del párpado superior. El efecto es brutal.
  • En los labios, lo que quieras. Hay maquilladores que recomiendan que se elija entre los labios y los ojos pero… el límite lo pones tú. En todo caso, si usas barra de labios, que sea de larga duración o se quedará en la primera calada del cigarro o, peor, en el cristal del primer cóctel que pruebes.

Add a Comment