Maquillaje sin mascara.


Si quieres que nadie note tu base de maquillaje –y que obvio, no parezca que traes una máscara– , lo primero que debes hacer es elegir el tono adecuado a tu piel. Toma en cuenta estos puntos para que escojas la correcta:

  • Pruébala en la zona que está entre el mentón y la mejilla, jamás en el dorso de tu mano, pues son tonalidades totalmente diferentes.
  • El tono no debe ser más oscuro o claro que tu tez, pues habrá un contraste con el cuello.
  • Si eres blanca, prueba algún color con pigmentos rosados, ya que son los que mejor se funden en tu piel.
  • Por el contrario, si tu piel es morena clara elige una base con pigmentos amarillos, pues es probable que sea la que mejor se adecué a tu pigmentación.
  • Cuando te encuentres en una tienda, pídele a la demostradora que te aplique un poco del producto elegido y sal a verlo bajo la luz del sol, ya que las luces de las tiendas son diferentes a la del día, por lo que podrías comprar un tono que no te convenga.
  • Finalmente, no olvides aplicar el maquillaje sobre un cutis perfectamente limpio y retirarlo en las noches antes de dormir.

One Response

Add a Comment