Maquillate sin verte maquillada.



El hecho de que te encante verte muy natural y sencilla no significa que no tengas cuidados de belleza; al contrario, la fórmula secreta es exactamente arreglarte de tal manera que tu cara se vea muy limpia y natural.

Para que logres maquillarte sin verte maquillada (es decir, sin caer en la imagen tipo payaso), aquí tienes los siguientes tips:

  • Debes buscar una base de maquillaje que tenga el mismo tono de tu piel, por ejemplo, si eres apiñonada, no debes de ponerte un color que parezca que estás bronceadísima, porque se ve fatal. Hay maquillajes en polvo que son humectantes y con tonos semimate, son de agua y de consistencia muy ligera, y con la gran ventaja de que mantienen tu cara fresca, evitando el brillo.
  • Aplicas el maquillaje con una esponja húmeda en toda la cara, incluyendo el párpado (checa muy bien de cubrir las comisuras de la nariz); una vez que llegues al mentón, bajas la esponja al cuello para emparejar tu tono.
  • Para tus ojos específicamente, se recomienda que te apliques corrector en las ojeras; con dos puntos que te pongas en el lagrimal y los desvanezcas en toda esa zona, es suficiente; esto sirve para darle luz a tu mirada.
  • El siguiente paso es rizar tus pestañas con un enchinador; una vez que las tengas muy bien rizadas, te pones una primera capa de rímel desde el nacimiento de la pestaña hacia afuera.
  • Tomas un poco de polvo traslúcido y, con una borla, lo pasas por toda tu cara. Esta operación sirve para que el maquillaje te dure todo el día. En el caso de que te sientas muy pintada (aunque si haces estos pasos correctamente, no debes de verte mal), quita el exceso con algodón.
  • Lo que sigue, es muy sencillo, pues solamente sirve para resaltar y delinear algunas partes.
  • Rubor
    Hay algunos buenísimos como el terracota, el tierra de Nilo, el tierra india, etcétera. Con la brocha del rubor, tomas un poquito y lo aplicas del nacimiento de la patilla hacia la nariz, y lo que te sobre en la brocha (debe ser ya muy poco), lo aplicas en la punta de la nariz y en el mentón; después tomas un pincel delgado de ojos y lo pasas por todo el párpado.
  • Ojos:
    Para los ojos, es recomendable que tomes una sombra café clara y delinees arriba de la pestaña, aplicando de la mitad del ojo hacia afuera (como si fuera lápiz delineador). Como punto final, aplica gel transparente para peinar tus cejas.
  • Labios
    Después de todo esto, debes rematar con un buen color de labios, y como lo importante es el efecto natural, lo que te conviene es que te pongas un color carne, rosa nacarado, naranja claro o brillo transparente.

Para lucir natural olvidate de los siguientes:

  • Los delineadores (arriba y abajo).
  • Las pestañotas postizas.
  • Capas y capas de rímel.
  • Las cejas pintadas.
  • Los labios delineados con colores oscuros y rellenados por dentro con un tono claro.
  • Los labios pintados de rojo, marrón, chedrón o naranja encendido.
  • El bronceado casi negro.

2 Comments

Add a Comment