¿Merece la pena invertir en buenas brochas?


Si bien es cierto que prácticamente todos los cosméticos de color incluyen un pequeño aplicador, lo cierto es que no suelen ‘dar la talla’.

Están bien para emergencias y momentos de apuro, pero no son nuestros mejores aliados si queremos un maquillaje de 10.

El más claro ejemplo lo tienes en los maquilladores profesionales, que no suelen separarse de su ‘preciado’ kit de pinceles.

¿Cuántas hay que tener?
Por eso, conviene que destines parte de tu presupuesto para cosméticos a una brocha grande para colorete y otra para las sombras de ojos.

Aunque lo cierto es que lo mejor sería tener otras tres: pincel fino para sombras oscuras, grande y suave para los polvos traslúcidos y de pelo corto y duro para los labios.

Add a Comment