Mima tu piel seca.


No vamos a descubrirte nada nuevo si te decimos que la hidratación es el pilar básico para cuidar la piel seca. Si tienes este tipo de cutis, lo sabes de sobra. Pero sí que vamos a intentar ayudarte con pequeños trucos que te pueden ayudar en la tarea de mimar tu piel, que necesita cuidados específicos que la ayuden a mantener su función de barrera y a preservar la hidratación que tanto necesita.

Para la limpieza, usa siempre productos suaves que no alteren la capa hidrolipídica de la piel.

  • Evita el uso de tónicos astringentes o con alcohol.
  • No olvides extender tu hidratante también por cuello y escote.
  • Incluso en caso de pieles muy secas, si sientes que no debes extender la hidratante por las zonas más grasas, como frente, nariz y barbilla, no lo hagas.
  • Aumenta la humedad medioambiental por medio de humificadores o, sencillamente, poniendo recipientes con agua cerca de la calefacción o del aire acondicionado, y, además, evita los ambientes excesivamente calientes.
  • Ciertas condiciones suponen un desafío extra para la piel seca, como el frío, el sol en exceso, el viento o los vuelos. En ese caso, protege tu cutis con una crema especialmente nutritiva.
  • No te la juegues con el sol. Tómalo siempre con precaución y usando la protección adecuada.
  • No olvides beber al menos dos litros de agua diarios, a ser posible de forma continua durante el día, no a grandes atracones.
  • Ayuda a su piel usando siempre productos específicos para piel seca, y una vez a la semana, regala a tu cutis una mascarilla hidratante.
  • Recuerda que las dietas extremadamente pobres en grasas pueden aumentar la sequedad cutánea.

Add a Comment