Mimos para tus manos.


Si quieres lucir unas manos perfectas, sigue estos 10 valiosos consejos :

  • Masaje relajante. Aprovecha el momento en que te aplicas la crema de manos para masajearlas desde la punta de los dedos hasta la muñeca, con movimientos circulares y muy suaves.
  • Guantes necesarios. Si realizas alguna tarea que pueda dañar tus manos, como talachas en casa o jardinería, protégelas siempre con guantes de látex o gamuza.
  • Higiene adecuada. Lávate siempre con agua fría y sécate bien para evitar que te salgan grietas. Evita usar agua caliente porque el calor deshidrata tu piel y prueba con jabón de glicerina, que es menos irritante que otros, o alguno que contenga sustancias protectoras como el aloe vera.
  • Precaución con el sol. La exposición a los rayos solares es uno de los principales responsables del envejecimiento prematuro de la piel de a las manos. Protégelas diariamente con filtro solar, igual que haces con tu rostro.
  • Circulación activa. Para evitar problemas circulatorios o hinchazón, levanta las manos de vez en cuando y haz movimientos circulares.
  • Cuidado semanal. Al menos una vez por semana procura limarte las uñas, hazlo en un solo sentido para no astillarlas y empuja un poco hacia atrás y con suavidad las cutículas.
  • Gimnasia manual. Para que tus manos mantengan su agilidad y elegancia al moverse, puedes ejercitarlas manipulando dos pelotitas de goma o cualquier otro objeto sin forzarlas.
  • Crema hidratante. Las manos necesitan aplicación varias veces al día de crema hidratante. Hazlo sin olvidar los espacios entre los dedos y las uñas. Al adquirir una crema de manos, fíjate que contenga una mezcla de un compuesto graso con agua destilada o termal.
  • Secado con mimo. Después de lavarte las manos sécalas con suavidad con la toalla, retirando el exceso de agua con palmaditas suaves en vez de frotarlas enérgicamente.
  • No demasiada agua. Los lavados frecuentes bajo el agua de la llave y el contacto repetido con detergentes y otras sustancias químicas hacen que las manos se vuelvan más ásperas y se agrieten, sobre todo en la zona de los nudillos

Add a Comment