Mitos Cabelludos.


Ya sabes todas esas historias sobre los productos para el cabello, que si hacen daño, que si usar más de un producto es lo mejor, etc.

Aquí te decimos la verdad y nada más que la verdad.

Mito:  Un shampoo que hace mucha espuma  daña el cabello.
La verdad: La realidad  es que la espuma no daña el cabello, pero sí el tallarlo demasiado cuando lo lavas. De hecho, el jabón del shampoo hace  que el cabello sea más flexible protegiéndolo así de los tallones.

Mito: El alcohol de algunos productos para el cabello lo reseca.
Verdad: Por lo general, el alcohol que contienen los productos  se evapora antes de que pueda causarle algún daño a tu cabello, así que puedes seguir usando tus productos sin ningún problema.

Mito: Si tienes las puntas partidas y no te quieres cortar el cabello, lo mejor es que uses mucho acondicionador.
Verdad: Los acondicionadores pueden ser un remedio temporal, pues sólo “unen” las puntas y previenen que se sigan abriendo más. Si en verdad quieres deshacerte de las puntas abiertas, es necesaria una despuntada.

Add a Comment