¿Nerviosa?


Muchas veces tenemos actos reflejos por nervios o cuando nos vemos sometidos a tensión. Esto evidentemente es malo, porque invariablemente le das al traste a alguna parte de tu cuerpo. Estos son algunos de los actos reflejos más comunes y nuestra sugerencia para combatirlos:

  • Comerte las uñas
    Es un acto reflejo nervioso que existe. Puedes evitarlo de varias formas: Cuando sientas la ansiedad y te lleves una uña a la boca, mejor masca un chicle o un caramelo. Si de plano no puedes contenerte, rasca el esmalte de uñas, pero no las uñas, así no las dañarás. Lleva siempre quitaesmalte en la bolsa para limpiar tus uñas perfectamente.
  • Morderte los labios
    Es una de las costumbres más horrorosas, porque invariablemente se tienen los labios hinchados, llenos de pellejitos y lesiones. ¿La solución? Casi igual que con las uñas: cuando tengas la intención de morderte el labio, masca un chicle. También es útil usar un gloss de sabor. En lugar de morderte el labio, chupa el gloss y la manía se te quitará.
  • Comer entre comidas
    Los nutriólogos aseguran que comer entre comidas es una mala costumbre. Si haces tus alimentos a sus horas no tienes por qué sentir hambre entre comidas. Por ende, es otro acto reflejo. ¿La solución? Toma mucha agua cada vez que sientas hambre. Verás cómo engañas al estómago. También el chicle se vale en estos casos.
  • Rascarte:
    Hay personas que por nervios, comienzan a rascarse los brazos, las piernas y el rostro. Lo malo de esto es que te arañas constantemente. A veces llegan a hacerse daños severos. Cuando sientas que te empiezas a rascar, cambia el tique de las uñas por el de las yemas de los dedos. Y si tienes un poco de crema a la mano, date un masaje por todo el cuerpo y te relajará.

One Response

Add a Comment