No más puntos negros.


Hasta en la piel más sana y bonita pueden aparecer  puntos negros. No es un problema de adolescentes, sino que también de algunos rostros maduros. Las pieles grasas los sufren aún en mayor medida, por lo que la prevención y una correcta limpieza son fundamentales para evitar su aparición y para eliminar los ya existentes.

  • Impide la acumulación de sebo es la mejor forma de poner freno a los puntos negros antes de que aparezcan. Esto se consigue usando siempre un producto limpiador y exfoliante en las áreas más propensas, que se puede completar con el uso de tónico exfoliante.
  • Existen tratamientos complementarios. Por ejemplo, una o dos veces por semana, puede luchar contra los puntos negros con la ayuda de una mascarilla purificante que contenga ingredientes como el carbón activado, la arcilla o el caolín, que ayudan a desincrustar ese sebo.
  • Muy eficaces y cómodas de usar son las tiras limpiadoras. Éstas contienen una sustancia que, al contacto con el agua, se “pega” al sebo de los poros y se lo lleva consigo. Estos strips no deben usarse más de dos o tres veces por semana, y nunca sobre la piel irritada, como puede ser por efecto del sol.

One Response

Add a Comment